Saltar al contenido
TIPOSpedia

7 tipos de cercas para perros

tipos de vallas de canes y cachorros

Una valla para perros cumple con muchos requisitos para los dueños de perros. Retiene al perro en un lugar seguro sin el uso de una correa, mantiene a otros animales y transeúntes fuera del alcance del perro y evita que exploren el vecindario sin supervisión. Dependiendo de las cualidades que esté buscando y el tamaño de su perro, hay varias variedades de cercas para perros para elegir.

1 – Vallas de madera

tipo de valla de perro hecho de madera

Estas cercas son típicamente una de las opciones más caras. Actúan como buenos elementos disuasorios para intrusos y perros que intentan saltar. Una altura de aproximadamente 6 pies se mantendrá fácilmente en perros más grandes. Sin embargo, una desventaja importante de las cercas de madera es que requieren algún mantenimiento para prevenir la pudrición. Otra desventaja es que bloquean la vista completamente, por lo que muchas personas no consideran que esta sea una opción adecuada.

2 – Cercas de cadena

valla de cadena, clase de cerca de eslabon de cadena para canes grandes

Las cercas de los eslabones de cadena consisten en varios postes unidos por eslabones de cadena pesados ​​hechos de alambre metálico. Estas vallas son muy duraderas y duraderas. Pueden soportar el desgaste de los perros más grandes y mantener alejados a los intrusos. Sin embargo, pueden ser caros.

3 – Vallas de estacas

cerco pa perro tipo estaca

Estas cercas se ven muy atractivas y actúan como buenas restricciones para su perro. Las vallas de estacas están hechas de madera y no bloquean la vista por completo, al tiempo que proporcionan un límite sólido para el perro. Sin embargo, los intrusos pueden poner cosas a través de las aberturas, y los animales pequeños no pueden mantenerse afuera.

4 – Vallas de riel dividido

Una cerca de riel dividido es otra opción atractiva de cercas de madera. Por lo general consiste en filas de postes de madera, los adyacentes unidos por un par de barras de madera. Este tipo de cerca no es un buen elemento de disuasión para los perros que pueden atravesar los barrotes o entre ellos. Agregar una tela de malla de alambre entre las barras puede resolver este problema.

5 – Cercas de nieve

Las cercas de nieve consisten en piezas de tela de malla de alambre unidas a una fila de postes. Es una opción más barata y puede ser bastante eficaz para mantener alejados a los intrusos más pequeños. Sin embargo, no es tan duradera como las otras opciones.

6 – Vallas invisibles

Un cable eléctrico instalado bajo tierra y un collar receptor en el cuello del perro forman una cerca invisible. El perímetro a lo largo del cual se instala el cable define el límite para el perro. Si se acerca demasiado a este límite, el receptor de su collar recibirá una señal y hará que emita un pitido. El perro también recibirá una leve descarga eléctrica. Los collares receptores pueden ser bastante caros y pueden ser robados por intrusos que no se ven afectados por el límite. El perro también puede ignorar el leve shock si ve algo que le llame la atención. En tales casos, la barrera es ineficaz, y la memoria del shock puede desanimar al perro a regresar.

7 – Cercas inalámbricas

Al igual que las cercas invisibles, las cercas inalámbricas no requieren la instalación de un cable subterráneo. Un transmisor emite una señal dentro de un área determinada, y cuando el perro se acerca al límite, el collar comienza a emitir un pitido y causa un golpe leve. Las cercas invisibles e inalámbricas también son algo dañinas para el perro.